EL SUJETO POSMODERNO Y LA PANDEMIA

       La pandemia mundial que estamos viviendo hace visible todo lo que siempre estuvo ahí: La desigualdad. No solo la evidencia, sino que también la agrava a tal grado que se refleja la fragilidad del sistema económico, político y ético en el que vivimos.
      Hoy, se visibiliza con claridad la desigualdad que hay con respecto al acceso a la tecnología, a los servicios básicos (luz, gas y agua), y la dificultad de tener una vivienda propia y digna.
      La desigualdad social se comienza a marcar a mediados de los años 70, momento en el que se reconoce el comienzo del neocapitalismo.
      Llegamos a esto gracias a la indiferencia social, la falta de cuestionamiento al status quo, individualismo y la incapacidad de reconocernos como seres comunales.
       Este alarmante marco de pobreza, desigualdad, violencia de género y racismo que vivimos, vuelve a esta crisis (económica y de salud) una batalla por los derechos de los seres humanos y, fundamentalmente, por la igualdad.
       Hay gente que no puede cumplir con sus deberes escolares o universitarios, gente que no puede trabajar, por falta de acceso a la tecnología o un servicio de Internet, gente que se quedó desempleada y se las tiene que rebuscar para poder subsistir.
       Y hay muchos que se arriesgan al contagio del virus o alguna enfermedad por no tener agua y gas, esto puede verse con facilidad en las villas y barrios vulnerables.
       Es importante, más que nada para estos barrios vulnerables o de bajos recursos, que el gobierno los ayude en este contexto de pandemia.
       La enfermedad actual nos ubica frente a la urgencia de transitar hacia un nuevo modelo económico global centrado en las necesidades y los derechos de las personas, y no en la expansión del capital. Un nuevo modelo que incluya el mandato
de la igualdad entre personas y países, y que sea capaz de promoverlo. No podemos afrontar una situación como la que ahora vivimos, afirmando que los principios económicos que nos trajeron hasta este punto de gravedad son válidos. Por el contrario, debemos cuestionarlos.
El COVID-19 nos demostró que nos necesitamos entre todos y todas para poder vencer la pandemia.

 

Facundo Villalba Paz

6°B

Artículos Relacionados
noviembre 16, 2022
noviembre 16, 2022
noviembre 16, 2022
noviembre 16, 2022
noviembre 16, 2022

1 COMMENT

    Excelentes puntos tratados, con brillantes…..nos hacen pensar, en el mañana, q está ahí….. felicitaciones…. Facundo…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS
noviembre 16, 2022
noviembre 16, 2022
noviembre 16, 2022